8 remedios caseros, rápidos y baratos para matar cucarachas

8 remedios caseros, rápidos y baratos para matar cucarachas

Acabar con las cucarachas no es una tarea fácil. Todo lo contrario, se sabe que estos insectos pueblan la Tierra desde hace millones de años y probablemente siga siendo así en el futuro porque resisten hasta en las peores condiciones.

En cualquier caso, el problema no es que existan cucarachas, sino que estén en tu casa, se reproduzcan y se conviertan en una plaga.

Por eso, la pregunta que tienes que hacerte es:

 

¿Por qué tengo cucarachas en casa?

Por muchos motivos, algunas personas creen que es porque la casa está sucia o porque han dejado comida por fuera de las despensa, pero lo cierto es que hasta las casas más limpias pueden llenarse de cucarachas.

Seguro que limpiar la casa a menudo previene la aparición de estos insectos, pero si por casualidad empiezan a aparecer en tu vida, tendrás que armarte de paciencia si quieres eliminar las cucarachas tú mismo.

De hecho, si quieres tomarte la justicia por tu mano y empezar a eliminar cucarachas sin piedad te recomiendo estos remedios caseros prácticamente gratuitos.

Ahora bien, recuerda, la tarea no será fácil.

Mucho ánimo. ¡A por ellas!



Remedios caseros para eliminar cucarachas

1. Hojas de Laurel

Es un remedio clásico e incluso puede que tus abuelos lo utilizaran. Sirve para repeler a las cucarachas, que suelen evitar las zonas donde has colocado el laurel, pero necesitarías llenar toda la casa de hojas para que hiciera efecto.

Además, si lo que quieres es eliminarlas, siento decirte que no servirá. En todo caso ahuyentará a unas cuantas, pero nada más. Lo único bueno: no estás usando productos químicos y es prácticamente gratis.

Efectividad: 1/10

 

2. Amoniaco

Bastante fácil de conseguir pero un poco agresivo. Si vas a utilizarlo hazlo con precaución y mezclándolo siempre con agua porque hay personas que son alérgicas y si entran en contacto con él pueden incluso acabar en el hospital.

Te recomiendo que lo eches en las tuberías o por el retrete, ya que son los lugares típicos donde suelen esconderse estas criaturas. Ahora bien, lo que realmente consigues usando amoniaco es que las cucarachas se desplacen a las casas de los vecinos y lo más probable es que, cuando se pase el efecto, vuelvan otra vez a tu casa en cuestión de unas pocas horas.

Efectividad: 3/10

 

3. Aceite de menta

El aceite de menta lo puedes encontrar en cualquier herbolario y, aunque es un poco más caro que el aceite con el que habitualmente cocinas, sigue siendo bastante económico. Para tratar de acabar con las cucarachas utilizando el aceite de menta, lo mejor es esparcirlo por las esquinas de las casa, pequeños agujeros y, sobre todo, en las tuberías del baño y la cocina.

Problema: en lugar de acabar con las cucarachas, estarás previniendo que aparezcan más porque por alguna razón desconocida, las cucarachas odian la menta, pero por experiencia te diré que no es el método más efectivo de todos. 

La parte positiva es, como te dije al principio, que no es un remedio caro ni tóxico, por lo que si no te ayuda a resolver el problema, al menos no pondrás en peligro tu salud por no saber manejar la situación.

Efectividad: 2/10

 

4. Enjuague bucal

Si tienes un enjuague bucal bastante fuerte, como Listerine o cualquier otra marca que encuentres en el supermercado (la más barata también sirve), utilízalo en los nidos, tuberías del baño y de la cocina. Puedes hacerlo echando directamente el líquido o mezclándolo con agua para aprovecharlo más y no gastar tanto producto de cada vez.

La razón por la que funciona es simple: se usa para desinfectar zonas donde hay muchas bacterias (como es nuestra propia boca) y contiene menta, que como ya viste, no agrada mucho a las cucarachas.

Efectividad: 2/10

 

5. Lejía

La lejía es parecida al amoniaco, puedes conseguirla fácilmente en las tiendas y es muy barata. Además, es una forma más agresiva de combatir las cucarachas y, por tanto, más peligrosa si no se hace bien.

Para que sea más efectiva diluye un vaso de lejía en un cubo de agua y con un paño frota todas aquellas zonas de la casa en las que puedan aparecer cucarachas. Eso sí, utiliza guantes para no dañar tus manos y vigila que no te caiga en los ojos.

Los resultados que obtendrás serán idénticos a los que hablamos sobre el amoniaco: las cucarachas huyen y las tienes otra vez en casa en cuanto te despistes. Por tanto, no es una solución práctica a largo plazo.

Efectividad: 3/10

 

6. Limón

El limón es uno de los desinfectantes más potentes que existen en la naturaleza. Sus propiedades están lejos de toda duda y, de hecho, si lees las etiquetas de tus productos de limpieza, verás rápidamente que muchos contienen extracto de limón.

Esto significa que el limón sirve para limpiar la casa, es decir, para crear un ambiente higiénico que evite la aparición de las cucarachas y de cualquier tipo de insecto, pero no existe ningún estudio que demuestre que sirva para matarlas.

Efectividad: 3/10

 

7. Ajo 

El ajo es otro de los grandes desinfectantes naturales y que cualquier madre o padre ha utilizado seguramente en más de una ocasión. El ajo es un antibiótico muy potente y muchas personas lo toman para evitar las infecciones y mantener un buen estado de salud.

Lo malo es que tiene un olor bastante fuerte y tendrás que usarlo en crudo para que mantenga toda su potencia. Pero incluso toda esa supuesta potencia no servirá para eliminarlas sino, en todo caso, como ocurría con las hojas de laurel, para que no se acerquen a las zonas donde coloques los ajos.

Efectividad: 1/10 

 

8. Ácido Bórico

Si todo lo anterior no funciona, puedes jugar una última carta: el ácido bórico.

Pero…

Ten en cuenta que es un producto químico extremadamente agresivo y que hay que saber manipular. De hecho, es un veneno que no solo puede acabar con las cucarachas sino que puede ser muy peligroso para tus mascotas, para ti e ¡incluso para tus hijos! Así que usa máscara, guantes y toda la protección que te sea posible para que nadie lo toque o lo huela. 

La forma de uso es la siguiente: coge un puñado de azúcar o cualquier alimento que sea muy dulce y mézclalo con el ácido bórico. Cuando las cucarachas estén hambrientas se acercarán a buscar el azúcar pero acabarán tomando también parte del veneno que les hemos puesto.

Aún así, ¿cuál es el problema? Que podrás contener durante un tiempo a un puñado de cucarachas, pero si no acabas con la raíz del problema (los nidos) y no limpias bien todas las zonas críticas de la casa, el problema volverá a aparecer de nuevo.

Efectividad: 5/10

 

En conclusión

Puedes probar algunos de los remedios que hemos visto antes, pero casi todos sirven más para repeler las cucarachas que para eliminarlas...

Por eso, quiero darte un último consejo, si de verdad quieres exterminar las cucarachas no hagas la guerra tú solo. No pierdas tu valioso tiempo y dinero en supuestas soluciones que al final no sólo te llevarán a la frustración sino incluso a empeorar el problema.

Hoy en día, afortunadamente, contamos con profesionales expertos que no sólo matan a las cucarachas que ves sino a las que están escondidas y aparecerán tarde o temprano.

De hecho, ellos mismos se encargan de: 

  • Identificar la especie de cucaracha que está ocasionando el problema y el remedio más efectivo para solucionarlo.
  • Limpiar y desinsectar todos aquellos lugares inaccesibles del hogar.
  • Garantizar la máxima seguridad para ti y tu para tu familia al manipular todos estos productos químicos (que son los que al final funcionan).

Además, ya sabes lo que dicen: más vale prevenir que curar pero si aparecen las cucarachas, mejor llama a MrBug.






background

Despídete YA de los bichos

Vuelve a descansar. MrBug se encarga de todo.

Pide cita ahora
  • Servicio con garantía.
  • Sin riesgo para los tuyos.
  • Cita online.
  • Técnicos altamente cualificados.
  • Visita en menos de dos horas *.
  • Cancelación gratuita.