Consejos para terminar con las chinches de una vez por todas

Consejos para terminar con las chinches de una vez por todas

Lo sé. Estás harto, no soportas una picadura más. Cuando crees que ya se ha terminado la pesadilla de las chinches vuelven a aparecer y te dan ganas de tirar la toalla. Aunque no lo creas, se trata de una situación normal, no estás solo y son muchas las personas que se ven en esta misma situación.

Por eso, para tratar de paliar este problema, en la medida de lo posible, quiero proponerte algunas soluciones que han demostrado ser efectivas para combatir esta plaga insufrible. Ahora bien, para ser honesto, he de advertirte que las chinches son unos insectos que no se dejan vencer fácilmente y que antes o después (mejor antes) tendrás que contactar con personal cualificado que te ayude.

Si fuera posible librar la batalla tú sólo créeme que te lo diríamos, tal y como hicimos con las cucarachas cuando publicamos un artículo para dar a conocer todos los remedios naturales que suelen utilizarse para aniquilar a estos bichejos de la naturaleza. Sin embargo, las chinches, ¡ay las chinches! necesitarás refuerzos para acabar con ellas.

Pero…

Eso no quiere decir que no puedas hacer nada. Todo lo contrario y, por eso, quiero presentarte ahora cinco formas de parar el golpe y minimizar su impacto en tu vida.

Estas son:

 

1.- Limpieza exhaustiva a más de 50 grados

Si aparecen las chinches de cama, el primer paso es limpiar y aspirar las zonas afectadas y, sobre todo, lavar la ropa de la cama a una temperatura superior a los cincuenta grados. ¿Por qué? Porque ninguna chinche es capaz de soportar esa temperatura. Además, es conveniente extender el lavado a los cubrecolchones, la ropa que haya estado guardada en la mesilla de noche o debajo de la cama. 

Posteriormente, siempre recomendamos que toda esa ropa, una vez seca, se guarde en bolsas envasadas al vacío para reducir al mínimo la posibilidad de que los insectos vuelvan a adherirse a ella. Eso sí, perdona que sea tan directo, pero esto no es una solución definitiva, es solo una forma de contener momentáneamente la plaga, de ganar tiempo para ir realizando otras acciones como la que te voy a comentar a continuación.

 

2.-  ¿Piensas en fumigar? Un momento, mejor lee esto antes

Es muy típico. Aparecen los insectos y lo primero que se te pasa por la mente es usar los insecticidas. Pero ten cuidado, porque en el 100% de las veces lo que ocurre es que empeoras la situación esparciendo a los insectos por toda la casa.

Te explico: las chinches suelen concentrarse en lugares específicos de la casa, es decir, un mueble, una cama o, como mucho, una habitación. Es decir, que cuando aparecen en una casa, la situación es manejable. Sin embargo, cuando se empieza a usar insecticida obligas a las chinches a desplazarse a otros lugares y es entonces cuando todo se complica porque ahora ya no están en una sola habitación sino que están en dos o en tres o en toda la casa.

Por tanto, recuerda, insecticidas jamás.

 

3.- Qué bonito mueble vintage he encontrado, voy a subirlo a casa…

Error.

Ya lo sé, los muebles antiguos están de moda. A mi me encantan, pero ¿cómo sabes que están libres de insectos? Si lo encuentras en un anticuario es más difícil de que ocurra pero si vas al mercadillo o a un rastrillo, nadie te garantiza que no contenga insectos o huevos que eclosionarán y te pondrán la casa perdida de bichos.

¿Cuál es la recomendación? En la medida de lo posible evita los muebles de segunda mano que tengan una procedencia incierta o poco fiable. Si aún así quieres arriesgarte, procura cerciorarte de que no te ocasionará problemas porque después tú mismo sufrirás las consecuencias.

 

4.- Cuidado con las maletas en los hoteles

Prevenir vale más que curar. O eso es lo que dice el dicho. Por eso, mi sugerencia es que si vas a viajar (sobre todo a países de clima tropical), intentes guardar siempre las maletas en un lugar elevado cuando estés en el hotel: fuera de zonas como la cama, los sillones o las sillas, que es donde existe mayor peligro de contagio.

Ya sé que en las vacaciones nadie quiere estar pensando en estas cosas pero ahora que lo sabes… ¿a que no cuesta nada dejar las maletas en un altillo?

 

5.- No hay forma de acabar con las chinches, lo he probado todo y ya no puedo más…

Calma. Entiendo la desesperación pero todavía tienes una carta que jugar. Ya lo has intentado todo, remedios caseros y no caseros, naturales y artificiales. Genial, pero tú lo que quieres es que venga alguien y que las saque de tu vida cuanto antes.

Entonces, aunque las medidas preventivas hayan podido ayudar, ya te mencioné que esto podía pasar, es decir, que la plaga persista. De hecho, se le llama plaga porque es una plaga y cuesta horrores que se vaya.

Es el momento entonces de entrar con toda la artillería pesada y permitir que unos profesionales te ayuden a solucionar el problema. Sin embargo, aquí también hay que tomar las decisiones correctas. Aunque el tiempo se nos eche encima hay que tener la cabeza fría y cuando llames a una empresa no te olvides de preguntar cuestiones como:

- Cuál es el protocolo de actuación (si dudan mucho es que a lo mejor no tienen).
- Cuántas horas dura (si te dice que son menos de dos horas empieza a desconfiar).
- Cuántas veces tendrán que ir (si dicen que más de tres no los contrates porque puede hacerse perfectamente en dos/tres. Si te dicen que en una, sospecha.).
- Cuánto cuesta (si es muy barato ni se te ocurra porque hay gato encerrado, si es muy caro pregunta por qué es tan caro).
- Preparación (si te dicen que no hay que preparar nada, desconfía).
- ¿Tirar cosas? (si te dicen que “hay que tirar todo” o alguna cosa, desconfía. Quieren ahorrarse trabajo a costa de tu dinero.)

 

¿Por qué remarco esto? Porque es muy importante que los profesionales que contrates sean excelentes. Como te dije al principio, las chinches son insectos duros de pelar y se extienden fácilmente si se usa una mala técnica.

Para que lo veas más claro: si se dispersan por la casa lo que sucederá es que tendrás que destinar el doble de presupuesto y el doble tiempo. Por ello, más vale contar con personas eficaces que sepan lo que están haciendo.

Si quieres puedes consultar esta breve guía de consejos para saber cómo contratar a una empresa de control de plagas que se encargue de eliminar a las chinches.

Si no tienes tiempo te lo resumo: lo importante es que, más que la técnica que utilicen, sean extremadamente minuciosos buscando y acabando con las chinches.

¿Que están detrás de un mueble y hay que desmontarlo? Pues se hace.

¿Que están en un recoveco detrás del marco de una puerta? Pues se aplica tratamiento térmico y/o químico.

¿Que eso no resulta? Se desmonta el marco.

¿Y detrás de una rejilla o enchufe? Pues lo mismo, se desmonta todo lo que sea necesario para acabar con ellos.

 

No puede quedar ni una, porque si dejamos una pronto serán dos y luego cuatro y al final volverás a tener la plaga. Eso sí, la efectividad del tratamiento es siempre gradual. ¡Ojalá pudiésemos hacer que desaparecieran sobre la marcha como por arte de magia!

Yo te propongo lo contrario, acabar con las malditas chinches cuanto antes, dejar de pensar en ellas, dejar de preocuparte por ellas, de sus picaduras, de los sobresaltos por la noche, de tener cuidado con los niños y las mascotas.

 

¿Hablamos?

 



background

Despídete YA de los bichos

Vuelve a descansar. MrBug se encarga de todo.

Pide cita ahora
  • Servicio con garantía.
  • Sin riesgo para los tuyos.
  • Cita online.
  • Técnicos altamente cualificados.
  • Visita en menos de dos horas *.
  • Cancelación gratuita.